Blogia
BITACORA DE FERNANDO LOSTAO CRESPO

BODAS DE PLATA X PROMOCION MONTEARAGON

BODAS DE PLATA X PROMOCION MONTEARAGON

 

CRONICA DE LA CELEBRACION DE LAS BODAS DE PLATA DE

 

LA X PROMOCION DEL COLEGIO MONTEARAGON.

 

 

 

Fue el pasado 7 de junio, y a pesar de que se podía pensar que para aquellos que participamos en la preparación del evento, la emoción se iba a mitigar, lo cierto es que creo que ninguno de nosotros pudimos evitar la avalancha de sensaciones que sentimos la primera media hora de la celebración, al encontrarnos en tan corto espacio de tiempo con cuarenta o cincuenta personas con las que llevamos 25 años sin vernos.

 

Es cierto que algunos de nosotros hemos mantenido el contacto con otros, pero en la mayoría de los casos habían pasado todos esos años, 25 nada más menos, sin saber nada o casi nada del otros; 25 años, que pronto se dice..!!

 

Y tras la emoción de la entrada y el visionado entre sorpresa, emoción, y porque  no, alguna risilla que otra, de las fotos que a modo de exposición estaban distribuidas en el vestíbulo de la puerta principal del colegio, nos dirigimos a la capilla de siempre, para asistir a la celebración de la Eucaristía presidida por nuestro querido sacerdote de siempre, Don Arcadio Valero, por el que desde luego si que parecía que no habían pasado los años.

 

Especialmente emocionante fue el recuerdo que durante la celebración se hizo a los compañeros que nos han precedido en el encuentro con nuestro señor Jesucristo…, Pepe, Enrique, Eduardo y  Francisco José – Curro -,  y que seguro que desde el Cielo habrán celebrando con nosotros esta fiesta de encuentro y amistad.

 

En la Santa Misa se encomendó también a los profesores y familiares de los miembros de la promoción que, por las leyes de la vida, ya también nos esperan en esa otra Vida mejor.

 

Volvíamos a las aulas y campos de deporte con la incredulidad de pensar que nada más y nada menos, había  pasado un cuarto de siglo desde que las habíamos abandonado , y entre la envidia de los que nos habíamos dejado  las rodillas ensangrentadas en los campos de fútbol,  que hoy lucían  un verde tapiz de salón, y las cariñosas mentirijillas de unos a otros….., ¡pero si nos han cambiado nada!.

 

 

Más allá de concretas anécdotas de la infancia y juventud, lo que hubo y mucho fueron sensaciones fuertes, muy fuertes al experimentar  en un solo instante la velocidad a la que va  todo…, en particular si lo poníamos en comparación con las cosas  que nos  trae la vida en este año 2.008,  del siglo XXI de nuestra era.

 

Vista desde la perspectiva actual, nuestro paso por el colegio ausentes de telefonía móvil 3g, mensajes sms, webs, blogs,  wikipedias, la play, la gameboy  o la wii,, etc.,  parecía  la prehistoria.

 

Tanto antes como después del acto académico, en el que también eterno don Jose Luis Martinez nos situó con su peculiar estilo, nuestros años de “cuéntame”, tuvimos la oportunidad de recordar nuestros   partidos de fútbol “simultaneo”, las canicas, dardos, boletas, o el juego de quien arrima más el duro a la pared, las trastadas de alta y baja graduación, y un poco más adelante, las visitas - con o son permiso, ya no me acuerdo bien -….,  al barrio de Casablanca, los emocionantes días de las  olimpiadas entre clases,  el alto honor que significaba representar al colegio en competiciones federadas,  o excursiones como la de Ordesa, en los finales de los 70,  de nada más y nada menos, que de  cuatros horas de ida, sólo cuatro de estancia, y otras cuatro de vuelta.

 

Don Ricardo Gay nos dirigió unas acogedoras  palabras, y nos impuso la beca del colegio, justo antes de que el firmante de esta crónica tuviera el alto honor, que forma ya parte de unos de esos recuerdos imborrables,  de hablar en representación de la promoción.

 

 

Pero lo más importante de un día como ese, fue lo más simple, fue el hecho mismo de estar allí, de la gran cantidad de nosotros que nos habíamos sentidos atraídos  por la llamada del colegio y de la promoción…., que habíamos querido volver, estar juntos, y recordar y compartir recuerdos; y que más allá de que el tiempo filtrara sólo los buenos, nuestra presencia masiva , quería  decir,  que algo del colegio estaba muy dentro de nosotros, quería decir que nos sentimos parte de él, y que de alguna manera nos pertenece, y  que compartimos muchos de los valores que inspiran su actuar.

 

 

Después había que compartir, canapés, vinos, cervezas, y amistad, sobre todo amistad redescubierta.  Gracias a Dios en la vida no sólo hay encuentros y desencuentros, también hay reencuentros, y esto fue una gran fiesta del reencuentro, fiesta que nos comprometimos  todos a hacer más cercana en el tiempo,…, que así sea.

 

 

 

Fernando Lostao Crespo

Alumno de la  X promoción.

Colegio Montearagón.

ZARAGOZA 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Antonio Luis Gallardo -

Yo estuve en el Colegio Montearagón los años 1977 y 1978 (con 8 y 9 años respectivamente). Si no me equivoco Fernando, fuí compañero tuyo aunque no creo que me recuerdes. He llevado al colegio siempre en mis recuerdos y cuando puedo, busco fotos, comentarios,etc de cuando estuve allí. Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres